viernes, 29 de octubre de 2010

Hacer Jabón por el Proceso en Frío






   Elaborar jabón es algo apasionante, he descubierto que incluso adictivo. Somos muchos los que nos dedicamos a hacer jabón, como entretenimiento, para uso personal, para compartir con los amigos y conocidos, incluso como terapia...
Yo todavía no me considero una experta, me queda mucho por aprender eso es seguro, muchos de mis jabones son "experimentos" que con más o menos acierto voy realizando y disfrutando. 
    Es una gozada darse una ducha con un jabón casero de limón, lavarte la cara por la mañana con un buen jabón de arcillas, darte un baño espumoso con un cremoso jabón de canela. Mis hijos huelen a gloria cuando salen de la bañera y tienen la piel siempre suave como cuando eran bebés.
   Los jabones de uso cosmético se deben elaborar con aceites puros (no reciclados) mayoritariamente de oliva y tambien otros aceites vegetales, como el de coco, palma, ricino, germen de trigo, almendras dulces,  maíz, soja o girasol y la mantecas de cacao o de karité, así como aceites esenciales y aromas naturales.
    Hay muchos ingredientes que se pueden emplear en la elaboración de un buen jabón: flores, frutas, cereales, leche, yogurt, frutos secos, hierbas aromáticas, especias, esencias, etc...
 
     Existen varios métodos para elaborar jabón, el primero que yo he aprendido es el proceso en frío, es el más parecido al sistema tradicional de fabricar jabón. Se basa en el proceso conocido como saponificación, que es una reacción química entre un ácido graso (grasas animales o aceites) y una base o álcali (hidróxido sódico y agua). Cuando el ácido entra en contacto con la base, se combina con ella para formar una mezcla espesa, esta mezcla se vierte luego en moldes y se deja reposar. Este método se llama "en frío" porque no es necesario calentar la mezcla de las grasas fundidas o aceites con la sosa. La mezcla se "cuece " por sí sola.

 

    JABÓN DE ACEITE DE OLIVA (Jabón de Castilla)
 
   La primera receta es muy sencilla, para un primer jabón cosmético, y así paso a paso iré explicando también las medidas de seguridad que debemos tomar cuando elaboramos jabón según el proceso en frío.


   Ingredientes:
160 grs. de agua destilada
500 grs. (no ml. y esto es muy importante) aceite de oliva
62 grs. de sosa caústica
27 gramos aceite esencial de romero ó limón (opcional)

    El agua es importante que sea destilada (o desmineralizada) y la sosa debe ser lo más pura posible (al menos del 99%), el aceite esencial de limón lo podeis sustituir por alguna esencia (siempre de uso cosmético, no para quemadores) o por otro aceite esencial que os guste más. En cuanto al aceite de oliva debemos pesarlo, insisto las cantidades son en gramos, no en mililitros.
     Primero hay que preparar todo lo que se va a utilizar, los utensilios deben ser de uso exclusivo para elaborar el jabón. Necesitaremos un par de recipientes donde hacer las mezclas que sean resistentes al calor, jarras grandes de plástico pueden irnos bien. Además hace falta un palo o una cuchara de madera para remover, unos guantes y los moldes, también unas gafas protectoras y un delantal.
    Se pueden usar moldes de muchos tipos, los de silicona son muy fáciles de desmoldar, pero se estropean pronto por la acción de la sosa. Podemos usar envases de tetrabrik vacíos cortándoles una de las caras más grandes, así nos saldrá el jabón rectangular y también se desmoldará fácilmente. Hay que echarle imaginación, a mí me gustan mucho los moldes de los juguetes playeros, los tapones de los botes de nata montada, incluso los envases vacíos de yogurt, siempre que el molde sea más blando de lo que después será el jabón, si no, no podremos desmoldarlo. Los moldes de madera forrados con papel de cocina también son una buena opción.

Elaboración:
 

1. Se prepara en un recipiente el agua fría y se añade la sosa con cuidado (nunca en orden inverso). Se desprenderán unos vapores que no debemos respirar, por eso es mejor hacerlo en un lugar bien ventilado o si se puede al aire libre. La temperatura que puede alcanzar la mezcla es elevada (unos 80º C), hay que esperar a que baje un poco y a que se produzca la disolución total de la sosa. Si queremos ahorrar algo de tiempo podemos congelar el agua previamente en cubitos, así alcanzará menos temperatura, esto es importante si utilizamos otros líquidos como leches, infusiones o decocciones, para que sus propiedades se vean menos alteradas.
 
2. Cuando esté tibia (menos de 40º) la mezcla de agua y sosa podemos empezar a echarla muy poco a poco sobre el aceite (que debe estar a la misma temperatura, a ser posible entre 36º y 38º),  en un hilo, mientras removemos con la cuchara de madera lentamente y siempre en la misma dirección. Si queremos alcanzar la traza en menos tiempo, en el caso de los jabones de Castilla (sólo aceite de oliva), podemos hacer una excepción y calentar un poco más el aceite, hasta los 60º, así ahorraremos tiempo de batido.
 
3. Una vez que esté bien mezclado le podemos meter la batidora eléctrica a baja velocidad, para acelerar un poco el proceso (removiendo a mano se nos pueden ir un par de horas). Batiendo con mucho cuidado, se pone la batidora en el fondo del recipiente y no se mueve ni se levanta, evitaremos así las salpicaduras, sólo se pulsa el interruptor y se mantiene batiendo 30 segundos como máximo  y la dejamos descansar 1 minuto, luego seguimos a este ritmo. Vamos comprobando la consistencia de la mezcla y cuando parezca una cremita debemos dejar de batir (parecerá una mahonesa ligera).
 
4. Es el momento de añadir el aceite esencial elegido o el aroma y mover con la cuchara para que se mezcle bien.
 
5. Pasamos la pasta al molde. Si queremos evitar que se forme una capa blanquecina (ceniza del jabón) en la parte superior podemos pulverizar un poco de alcohol sobre la superficie del jabón y cubrir con un film transparente.

6. Ahora lo abrigaremos, es decir, lo envolveremos en trapos o toallas viejas para que gelifique de manera uniforme.
 
7. El proceso de secado puede tardar entre 12 y 48 horas. Una vez frío, seco y semiduro, lo desmoldamos y lo podemos cortar con un cuchillo ancho ligeramente humedecido.
 
8. Ahora lo tenemos que dejar "curar" de cuatro a seis semanas, en un lugar aireado y fresco, pero al abrigo del sol y la humedad. Estará listo para usarlo cuando al pasarle suavemente por encima la lengua, ésta no nos pique.

  Un buen jabón es como el vino, cuantó más tiempo tiene de curado mejor es su textura y su calidad, aunque a veces, pierde fragancia. Pero si lo usamos demasiado pronto el jabón será muy soluble y nos durará muy poco, se deshará con el agua caliente en poco tiempo. Es mejor ser paciente, y darles su tiempo.

 Una herramienta indispensable para elaborar jabones equilibrados es la calculadora de saponificación http://calc.mendrulandia.es/, introduciendo nuestros ingredientes en ella obtenemos las cantidades exactas de agua y de sosa que debemos emplear, y también los valores que tendrá nuestro jabón.






14 comentarios:

  1. eres fabulosa gracias me gusta espero no perder la pagina por si acaso este es mi mns para k me lo mandes gracias.tara_ojara33@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tambien me interesa aprender a hacer jabon de castilla.

      Gracias

      Eliminar
  2. Que bien explicado y que buena información,gracias

    ResponderEliminar
  3. Gracias Irene, está todo muy bien explicado.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Lina, no hago ventas directas. Gracias por tu interés.

      Eliminar
  5. mi correo es cascarasdemarce@hotmail.com si me puedes vender jabon por favor escribeme y dime el precio, gracias.

    ResponderEliminar
  6. me gusta mucho tu blog y lo bien que lo explicas :) pasate por el mio si quieres ladyjaja1.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tu blog es maravilloso tus jabones son preciosos, yo he empezado hace poco en este mundillo pq tengo la piel sensible con acne nervioso y estoy cansada de utilizar mil productos q no me han servido de nada, explicas muy bien los procesos y tus recetas geniales. tengo una duda solo se puede batir 30 seg. con la batidora una sola vez? Despues hay q seguir a mano? gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, disculpa la tardanza en responder, lo de los 30 sg de batido es para darle un respiro a la batidora y que no se recaliente, puedes hacer el jabón con batidora hasta que consigas la traza. La batidora es muy útil para los jabones de aceite de oliva, que tardan en alcanzar la traza, en otras mezclas de aceites es mejor no usarla y hacerlo a mano, porque enseguida se endurecen. Un saludo.

      Eliminar
  10. Estoy empezando hacer javon casero me encanta leer las recetas de todos bosotros para mi una gran ayuda corsi

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por compartir !!! Eres un amor :-) Saludos desde Morelos, México!!!

    ResponderEliminar