martes, 28 de junio de 2011

Jabón de Avena y Caléndula

 
  Este jabón está formulado para controlar las descamaciones y el picor que produce la dermatitis seborreica, sobre todo en una zona tan sensible como es el rostro.
  Lleva un sobreengrasado muy alto, un 12% para que sea muy nutritivo y calmante.
  Los ingredientes elegidos han sido:
Avena, de todos es conocido el poder calmante de la leche de avena, es estupendo para los picores y las pieles sensibles.
Oleato de caléndula, porque no hay otra planta con mejores propiedades curativas para las pieles sensibles y con problemas.

Aceite esencial de Palmarrosa, por su demostrado efecto antibacteriano y antifúngico.
Aceite esencial de Lavanda, por que sirve para todo, y en este caso además de ayudar a calmar las rojeces de la piel con dermatitis, combina de maravilla con la palmarrosa, creando un aroma exquisito, Cool Breeze Blend.
Aceite de germen de trigo,  porque es un estupendo regenerante de los tejidos.

 Fórmula:
  • Aceite de coco    56 grs.
  • Aceite de oliva    112 grs.
  • Aceite de palma   28 grs.
  • Aceite de maiz     35 grs.
  • Cera de abejas    7 grs.
  • Ácido esteárico  15 grs.
  • Sosa                   36.4 grs.
  • Agua destilada     43.50 grs.
  En la traza:
  •   Oleato de caléndula (en oliva)  20 grs.
  •   Aceite de germen de trigo        14 grs.
  •   Leche de avena                       50 grs.
  •   Aceite esencial de Palmarrosa  10 grs.
  •   Aceite esencial de Lavanda        6 grs.
 
     El proceso de elaboración es el habitual para los jabones en frío, teniendo especial cuidado con la temperatura de las grasas y la sosa al mezclarlas, ya que el ácido esteárico demasiado caliente podría acelerar mucho la traza y demasiado frío puede formar grumos.
    Dejaremos la traza algo líquida, para que podamos remover muy bien al añadirle la leche de avena,  así se repartirá de forma homogénea por todo el jabón.
Después de añadir el sobreengrasado y los aceites esenciales, enmoldamos rápido y al horno a 50º durante dos horas. Conseguimos así un proceso de gelificación más rápido y uniforme.
 
 
Lo dejamos enfriar dentro del horno ya apagado y al día siguiente lo sacamos y probamos a desmoldarlo, si está algo blando podemos meterlo unas horas en el congelador, ésto facilita el desmolde, sobre todo cuando el molde empleado es de silicona, que se adhiere bastate al jabón.



 
Una vez desmoldado ya podemos cortar las pastillas, en este caso voy a cortar en tres partes iguales, para que salgan de unos 130 grs. más o menos cada una.



13 comentarios:

  1. Irene, tiene una pinta buenísima, me ha encantado.
    Gracias por compartirlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. IRENE JABON ESTUPENDO GRACIAS POR EXPLICARLO TODO TAN BIEN.
    UN BESO

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta, está requetebonito es estupendo, gracias por la receta y la explicación.

    ResponderEliminar
  4. Un jabón estupendo y ademas las explicaciones del proceso me han parecido estupendas, muchas felicidades.
    un besote

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho tu jabón. Y el blog también.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Tengo que decirte que gracias a que un dia descubri tu blog empece a hacer jabones.Acabo de hacer uno inspirandome en este para la dermatitis,(lo tengo secando)tengo una duda ,dices que lo metes al horno a 50 gºdurante 2 horas y luego lo dejas toda la noche con el horno apagado,necesita tambien las 4 semanas de rigor para curarse?.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yoli, me alegro de hayas entrado en el mundo del jabón por esta puerta.
      Sobre lo que me preguntas, no es necesario que estén 4 semanas curándose, con dos es suficiente.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Gracias,tiene muy buena pinta ,ya veremos cuando lo prueve a quien va destinado.
      Besos.

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar